Un Chochosnórkel para tus inmersiones vulvares

Si alguna vez sentiste que las fuerzas te abandonaban, tu pulso se aceleraba más de lo aconsejable y tu piel cogía un tono violeta mientras hacías un cunnilingus, no hay duda, estabas sufriendo una peligrosa falta de oxígeno. El Chochoesnórkel es un invento para poner remedio a esa peligrosa situación y permitirte disfrutar de unas maratonianas inmersiones de sexo oral con tu pareja.